¿El confinamiento ha puesto a prueba a las parejas?

¿El confinamiento ha puesto a prueba a las parejas?

Coronavirus y pareja

La cuarentena ha intensificado la polaridad en las relaciones de pareja: en algunos casos, ha reforzado lazos; en otros, ha hecho que sus miembros decidan tomar un camino por separado

El confinamiento, por la actual pandemia, ha generado múltiples consecuencias no sólo en el ámbito laboral sino, también, en el personal. Ha ocasionado diversos tipos de ansiedad, miedos, estados de ánimo y, como no iba a ser menos, ha repercutido en las relaciones de pareja, dando lugar, en el peor de los casos, a una ruptura.

Coronavirus y pareja

Ante ella, es posible que alguna de las partes (o ambas) pueda hacerse cuestiones del tipo: ¿si no hubiéramos estado recluidos, todo hubiese ido como la seda? ¿Es el confinamiento, realmente, el culpable de que hayamos roto? Pues bien, la respuesta es que no.

Con el confinamiento, ha ocurrido algo parecido a lo que sucede durante el verano. Se deja a un lado la rutina diaria, en la que se coincide con la pareja muy poco o nada, en el día a día, y se va al extremo. Es decir, se pasa todo el día (o la mayor parte de éste) con ella. Esto, para algunas, puede ser todo un privilegio y un motivo de alegría pero, para otras, puede incrementar las diferencias entre sus miembros, así como los conflictos.

Coronavirus y pareja

Coronavirus y pareja

Además, en la situación que nos ocupa, existe un añadido: la tensión y la incertidumbre a la que estamos sometidos individualmente y, en algunos casos, problemas de ansiedad, depresión o de cualquier otro tipo previos o consecuencia del confinamiento. Todo ello, no sólo pone a prueba nuestra resiliencia personal sino que, indirectamente, la de pareja. En otras palabras, si no estamos bien con nosotros mismos, nuestro estado de ánimo y actitud se verán alterados y, ello, se extrapolará a la relación de pareja, propiciando discusiones y/o malas contestaciones.

Ahora bien, es de importancia mencionar que, si la relación se tambalea y ambas partes quieren salvarla, se haga un esfuerzo por entender la postura del otro, se apueste por el diálogo y se refuercen aquellos comportamientos que nos gusten de ella (ver post: 5 maneras de mejorar una relación de pareja). No obstante, si esto no funciona o aún hay dificultades subyacentes, lo más conveniente es realizar una terapia de pareja, que les ayude a mejorar los problemas de base tales como la comunicación y la resolución de conflictos.

Please follow & like us 🙂

¿Cómo afrontar una ruptura de pareja?

¿Cómo afrontar una ruptura de pareja?

Es conveniente que asumamos que ha llegado un cambio a nuestras vidas para poder, así, actuar en consecuencia y labrar nuestro propio camino

El amor de pareja es un sentimiento universal, que nos permite contar, a la vez, con un amigo, amante y compañero. No obstante, en ocasiones, ese amor tiene fecha de caducidad por lo que la pareja se rompe.

Llegado ese momento, podemos sumergirnos en una usual sensación de vacío e incalculable tristeza: nos falta un pilar fundamental en nuestras vidas, una persona con la que hemos compartido múltiples vivencias. Sin embargo, está de nuestra mano continuar bajo ese amasijo de emociones o, bien, comenzar a tomar medidas para atenuarlas y, progresivamente, recuperarnos. Dicho esto, ¿qué podemos hacer lograrlo?

  • Aceptar: de nada vale culpabilizarnos ni lamentarnos por todo lo que podíamos haber hecho para evitar la ruptura. Debemos asumir que ha llegado un cambio a nuestras vidas, una nueva etapa por vivir, seguramente, igual o mejor que la anterior. Todo depende de ti.
  • Creer en ti mismo: es posible que, en este momento, nos sintamos desdichados e, incluso, pensemos que no encontraremos a otra persona igual. Sin embargo, conviene tener en cuenta un dato importante: somos personas valiosas y, por supuesto, dignas de amor.
  • Hacer cosas que te gusten: es necesario dedicar parte de nuestro tiempo a nosotros mismos. Con ello, conseguiremos distraer nuestra mente y sentirnos mejor. El deporte, por ejemplo, puede ser una buena opción.
Psicólogo para ruptura de pareja en Paracuellos de Jarama y Miramadrid
  • Rodearte de amigos y familiares: el apoyo social es un elemento fundamental, que nos permite mitigar nuestro malestar. Nos ayuda a sentirnos escuchados, comprendidos y, sobre todo, queridos.
  • Ser independiente: debemos tener en cuenta que tener pareja es una libre elección, que debe sumarnos felicidad. Es decir, nosotros tenemos que estar satisfechos con nuestra vida y con nosotros mismos por lo que la pareja no debe ser nuestro único foco de bienestar.
  • Conocer gente nueva: no está de más ampliar nuestro entorno social con personas con las que tengamos determinadas afinidades o aspectos en común como, por ejemplo, los hijos. Y sí, has leído bien: los hijos. En contraposición a lo que solemos pensar, los hijos pueden ser un punto de unión. Existen grupos y apps de madres y padres separados que organizan reuniones con sus retoños ¿El objetivo? Conocer gente nueva, compartir experiencias y…¡cómo no! Pasar un buen rato en familia.

Please follow & like us 🙂