¿El confinamiento ha puesto a prueba a las parejas?

¿El confinamiento ha puesto a prueba a las parejas?

Coronavirus y pareja

La cuarentena ha intensificado la polaridad en las relaciones de pareja: en algunos casos, ha reforzado lazos; en otros, ha hecho que sus miembros decidan tomar un camino por separado

El confinamiento, por la actual pandemia, ha generado múltiples consecuencias no sólo en el ámbito laboral sino, también, en el personal. Ha ocasionado diversos tipos de ansiedad, miedos, estados de ánimo y, como no iba a ser menos, ha repercutido en las relaciones de pareja, dando lugar, en el peor de los casos, a una ruptura.

Coronavirus y pareja

Ante ella, es posible que alguna de las partes (o ambas) pueda hacerse cuestiones del tipo: ¿si no hubiéramos estado recluidos, todo hubiese ido como la seda? ¿Es el confinamiento, realmente, el culpable de que hayamos roto? Pues bien, la respuesta es que no.

Con el confinamiento, ha ocurrido algo parecido a lo que sucede durante el verano. Se deja a un lado la rutina diaria, en la que se coincide con la pareja muy poco o nada, en el día a día, y se va al extremo. Es decir, se pasa todo el día (o la mayor parte de éste) con ella. Esto, para algunas, puede ser todo un privilegio y un motivo de alegría pero, para otras, puede incrementar las diferencias entre sus miembros, así como los conflictos.

Coronavirus y pareja

Coronavirus y pareja

Además, en la situación que nos ocupa, existe un añadido: la tensión y la incertidumbre a la que estamos sometidos individualmente y, en algunos casos, problemas de ansiedad, depresión o de cualquier otro tipo previos o consecuencia del confinamiento. Todo ello, no sólo pone a prueba nuestra resiliencia personal sino que, indirectamente, la de pareja. En otras palabras, si no estamos bien con nosotros mismos, nuestro estado de ánimo y actitud se verán alterados y, ello, se extrapolará a la relación de pareja, propiciando discusiones y/o malas contestaciones.

Ahora bien, es de importancia mencionar que, si la relación se tambalea y ambas partes quieren salvarla, se haga un esfuerzo por entender la postura del otro, se apueste por el diálogo y se refuercen aquellos comportamientos que nos gusten de ella (ver post: 5 maneras de mejorar una relación de pareja). No obstante, si esto no funciona o aún hay dificultades subyacentes, lo más conveniente es realizar una terapia de pareja, que les ayude a mejorar los problemas de base tales como la comunicación y la resolución de conflictos.

Please follow & like us 🙂

5 maneras de mejorar una relación de pareja

5 maneras de mejorar una relación de pareja

Ser empático, conversar de manera asertiva, demostrar afecto, decir lo que nos gusta del otro y compartir vivencias, resultan ser pautas imprescindibles para mejorar una relación de pareja

Las relaciones de pareja son la opción más escogida por las personas y suponen uno de los vínculos más importantes de sus vidas. En ellas, se comparte la mayor parte del tiempo y se experimentan vivencias y proyectos en común, basados en cuatro pilares fundamentales: el afecto, la comunicación, la confianza y el respeto mutuo. Sin embargo, en ocasiones, pueden surgir conflictos, que pueden repercutir en alguno de los citados pilares, originando, en el peor de los casos, una ruptura. Por ello, les ofrecemos cinco pautas con las que podrán mejorar vuestra relación de pareja.

  • Escucha: es usual que, en una conversación o discusión, focalicemos nuestra atención en aquello en lo que hay un desacuerdo con el objetivo de responder para reafirmar nuestra postura. Pero, ¿realmente ganamos algo? Claramente no, sólo generamos una fuente más de conflictos. Por ello, resulta fundamental mostrarnos empáticos con la otra persona, procurando entender su perspectiva. De esta manera, podemos saber qué siente y piensa con exactitud y, además, mejoramos la confianza de la pareja, ya que sabrá que, aunque puedan haber diferencias, puede confiar en ti para decirte cualquier cosa porque no le juzgarás.
  • Dialoga: al igual que en cualquier tipo de relación, el estilo comunicativo más adecuado es el asertivo. Con él, olvidamos las malas contestaciones, los gritos y reproches en los que no faltan los “siempre” y los “nunca” e intentamos llegar a un consenso en el que se tienen en cuenta los deseos, derechos y necesidades de ambas partes. De primeras, podemos pensar que es algo complicado y más si la otra persona tiende a actuar de manera agresiva pero, si mantenemos el tono y cuidamos nuestro lenguaje, lograremos hacer que nuestra pareja logre calmarse y se dirija a nosotros de la misma manera.
  • Demuestra: aprovecha cualquier ocasión para decirle y demostrarle que le quieres, ya sea con besos, abrazos o cualquier detalle (no necesariamente material), que a tu pareja le pueda gustar. Con esto, le hacemos sentir que para nosotros es una persona importante y especial.
Crisis de pareja y terapia de pareja en Paracuellos de Jarama y Miramadrid
  • Refuerza: a veces, el día a día nos hace pasar de largo esas pequeñas cosas que nos gusta de nuestra pareja o, peor aún, nos hace dar por hecho que la otra persona sabe qué es lo que nos gusta de ella y, en consecuencia, nos limitamos a callar. ¿Acaso nuestra pareja es adivina? Obviamente, no. Por ello, es importante hacerle saber lo que nos gusta de ella, lo que nos gusta que haga, etc. Ello fomentará el buen ambiente en la relación e incrementará esas actitudes.
  • Comparte: en una relación de pareja, resulta necesario pasar tiempo juntos de calidad, donde tenga lugar el diálogo y la complicidad entre ambos. Esto, puede darse en tareas cooperativas y simultáneas de la vida cotidiana como cocinar o hacer la limpieza; o, bien, en otro tipo de actividades como podrían ser: la ideación de proyectos en conjunto, la planificación de un viaje u otras actividades de ocio. Con ellas conseguimos, principalmente, mejorar la confianza entre ambos y la sensación de unidad, de equipo.

Please follow & like us 🙂