admin 13 julio, 2017 Preguntas frecuentes

Gabinete de psicólogos y academia de apoyo escolar en Paracuellos de Jarama y Miramadrid

Amenara es un centro que ofrece asistencia psicológica y/o educativa, fomentando el desarrollo personal y académico de sus usuarios mediante:

  • Un equipo muldisciplinar compuesto por psicólogos, psicopedagogos y profesores especializados
  • Un servicio personalizado, adaptado a las necesidades de cada persona
  • Una asistencia para todos (niños, adultos y mayores) con la que, especialmente, los niños se divierten mientras aprenden y desarrollan habilidades
  • Las últimas tecnologías para la enseñanza de contenidos y los materiales más vanguardistas de evaluación e intervención

La salud mental es un estado de bienestar en el que la persona es consciente de sus habilidades; es capaz de afrontar las problemáticas que puedan ir apareciendo a lo largo de su vida; trabajar de manera productiva; y, por último, hacer una contribución a su comunidad. En definitiva, se compone conjuntamente de bienestar físico, mental y social y no se limita a la ausencia de afecciones o dificultades (Organización Mundial de la Salud, 2013).

Al igual que cuando se está enfermo se va a un médico, al psicólogo podemos acudir cuando tenemos un malestar o preocupación recurrente, que interfiere en nuestro día a día tanto en nuestra persona como en las relaciones que tenemos con los demás. Con él, podemos aprender a gestionar las emociones, los pensamientos y las actitudes y, por lo tanto, podemos conocernos mejor y llegar a sentirnos bien con nosotros mismos. Al mismo tiempo, podemos ser escuchados sin ningún tipo de juicio de valor y de manera objetiva y profesional.

Una persona requiere de la intervención de un profesional cuando un malestar le afecta a nivel personal, social y/o escolar/laboral, es decir, cuando se ve alterada su vida cotidiana, independientemente de la importancia que puedan darle las demás personas.

No, no es necesario tener un trastorno para pedir ayuda a un psicólogo, dado que, en muchas ocasiones, este tipo de ayuda tiene por finalidad incrementar el bienestar y/o desarrollo personal ya presentes en las personas o, bien, actuar de manera preventiva como, por ejemplo, trabajando la estimulación cognitiva con personas mayores, retrasando así el envejecimiento normal o el inicio de algún tipo de demencia.

La principal diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra es que el psiquiatra es médico y, en consecuencia, se encarga de la parte farmacológica de los trastornos en los casos que lo requieran. Mientras, el psicólogo proporciona herramientas y habilidades para paliar el malestar que el trastorno genera en la persona con el objetivo de incrementar su bienestar. A pesar de sus diferencias, debemos indicar que, en ocasiones, resulta necesaria una intervención conjunta de ambos profesionales.

Un psicopedagogo sirve, fundamentalmente, para reforzar los conocimientos adquiridos en el centro escolar y proporcionar herramientas y habilidades tanto a niños como a adolescentes que tengan dificultades del aprendizaje u otros déficits. De esta manera, se consigue paliarlos y promover así la mejora su rendimiento académico.

No, no es necesario tener alguna dificultad para solicitar ayuda a un psicopedagogo, ya que dicha ayuda puede pedirse a modo de apoyo escolar o, bien, con el objetivo de potenciar las habilidades ya presentes en la persona como, por ejemplo, la memoria, las funciones ejecutivas o la comprensión lectora.

Una intervención clínica es un conjunto de sesiones personalizadas, generalmente, semanales y de una hora de duración, que tienen por objetivo el autoconocimiento, por parte de la persona, de sus emociones, pensamientos y conductas, así como la modificación de las mismas en caso necesario. Con dicha intervención, se pretende que la persona aprenda a gestionarlas de manera eficaz y adaptativa, favoreciendo, de esta manera, el bienestar personal.

Una intervención psicopedagógica es un conjunto de sesiones personalizadas, generalmente, semanales y de una hora de duración, que pretenden desarrollar las habilidades de los niños y adolescentes que presenten algún tipo de dificultad, extrayendo su máximo potencial y, en consecuencia, logrando el éxito escolar.

Por lo general, una intervención deberá tener una duración de, al menos, diez sesiones para obtener resultados satisfactorios. Sin embargo, hablamos de una cifra orientativa, puesto que los resultados dependen de cada persona, de su ritmo de interiorización, así como de la problemática a tratar.

Por supuesto que sí. La familia forma parte del entorno que rodea, diariamente, a la persona y, por lo tanto, se ve involucrada en sus emociones y/o actitudes. Es por ello que resulta tener un papel importante en la evolución y consecución de los objetivos planteados, especialmente, en el caso de los niños y adolescentes a los que se debe reforzar y animar, siendo constantes y pacientes.

La confidencialidad es la obligación deontológica por parte de los profesionales, especialmente, del ámbito de la salud de mantener el secreto profesional con la información recabada de sus pacientes, de acuerdo a la ley orgánica 15/1999, establecida el 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. Por ello, no es posible la utilización de dicha información para otro fin que no sea el terapéutico.

Load More

Gabinete de psicólogos y academia de apoyo escolar en Paracuellos de Jarama y Miramadrid

Gabinete de psicólogos y academia de apoyo escolar en Paracuellos de Jarama y Miramadrid